El primer día de colegio, Psicología Mérida

PRIMER DÍA DE COLEGIO

Algunas veces los profesionales de la salud decimos obviedades cuando comunicamos cosas en soportes que tienen cierta difusión. Por ejemplo si alguien está enfadado aconsejar mantener la calma; si una persona llega a un centro sanitario con una crisis de ansiedad decirle que se tranquilice. Cosas así deberían hacernos sonrojar. 

Y digo esto en el temor de que lo que viene a continuación esa una de esos casos. Por favor, si es así, discúlpenme y háganmelo saber.

Me ha parecido interesante sin embargo escribirlo al leer esta mañana a una buena amiga mía poner en una red social que para el primer día de colegio de su hija ella metió en su mochila, ilusión, alegría, confianza y curiosidad.

 Desde luego esta es una buena mochila.

¿DE QUÉ FACTORES DEPENDE EL  AFRONTAMIENTO DE LOS PRIMEROS DÍAS DE COLE?

La forma en la que discurran los primeros días de colegio para un niño, normalmente de educación infantil (y digo normalmente porque en España la educación formal no comienza a ser obligatoria hasta los 6 años), depende de varios factores:

1) Si el niño o la niña tiene otros hermanos mayores en el mismo colegio.

2) Si coincide en la clase con algunos de sus amiguitos. 

3) Si anteriormente ha estado en algún centro infantil.

4) Los mensajes que oye en su casa respecto al colegio.

5) La importancia que se le dé en su casa a la escolarización. 

6) La familiaridad previa con material escolar y de lectura (dibujos, colores, plastilina, cuentos, etc).

7) Si se comenzará con un periodo de adaptación.

8) Las veces que el niño o niña comparta su tiempo con otras personas. 

PAUTAS QUE AYUDAN EN EL PROCESO DE LOS PRIMEROS DÍAS.

Con antelación al comienzo de las clases.

La escolarización supone un hito en el desarrollo evolutivo e intelectual de la infancia y, como un cambio importante que es, está lleno de oportunidades, de incertidumbre (sobre todo en madres y padres) y también de retos. Las siguientes pautas facilitan el este proceso se viva de forma gratificante (aún con las dudas) y adaptativa.

1) Hablar con el niño, con bastante antelación, comunicándole que pronto irá a un colegio y qué es un colegio. Es importante presentarle la información de forma ilusionante.

2) Enseñarle el nombre del colegio.

3) Visitar las instalaciones de la escuela y explicarle algunos detalles: por ejemplo “este es tu colegio, ¿has visto que árboles tan bonitos hay en la entrada? Y aquí es dónde vas a estar, esta será tu clase y este el recreo, etc.

4) Conocer el nombre del profesor o profesora de la niña, y si es posible entrevistarse con él o ella. Posteriormente decir al niño este nombre.

5) Involucrarle en las distintas actividades necesarias para esta nueva etapa: por ejemplo, la compra del uniforme si fuera el caso, de los libros, etc.

Los primeros días.

1) Transmitir la idea del colegio cómo una aventura en la que se aprenderán muchas cosas y se conocerán amiguitos y amiguitas con los que le gustará estar. Sin embargo, esto no implica que haya de darse la información confusa de que el colegio es un juego. Es importante también transmitirle que allí habrán de obedecer a su maestro.

2) El primer día ,al menos uno de los progenitor, le acompañará hasta el colegio. Al dejarle allí transmitirle confianza, y comunicarle que  volverá a recogerle pasadas unas horas.

3) Es importante que si para padres y madres la entrada en el colegio suponen mucha inquietud no transmitírsela  al niño. Para ellos son unos referentes, y dado que se desarrollo cognitivo es el que es dada su edad, entenderá que si sus padres están muy preocupados es que hay razones para preocuparse.

4) Preguntar por su experiencia durante la mañana de colegio procurando resolver las dudas que se manifiesten. 

5) Resaltar la parte más atractiva de la experiencia mientras se validan las emociones que el niño o niña pueda tener respecto al colegio. Si quieres conocer más sobre la validación emocional, por ejemplo en relación al miedo, puedes utilizar este cuento Antía y la caja mágica del bosque.