Si se trata de tu vida no hay atajos.

Si se trata de tu vida no hay atajos

¿Has pensado alguna vez acudir a la consulta de un profesional de la psicología sanitaria? (si tienes dudas sobre la diferencia entre psicología y psicología sanitaria puedes acceder a este otro artículo aquíPara que tu lectura sea más cómoda y fluida te aconsejo que leas primero este post y posteriormente te dirijas a ese otro).

Y volviendo a la pregunta que da entrada a este escrito ¿Lo has pensado alguna vez? Si la respuesta es sí, te lanzo otra  cuestión¿Qué es lo que ha terminado inclinando la balanza para no hacerlo?

La idea de solicitar ayuda psicológica ha sido y es contemplada por muchas personas en muchos y variados momentos de sus vidas, sin embargo esto no significa que esas personas terminen acudiendo a la consulta. Incluso se llega  a pedir cita y nunca se acude a la misma.

Existe mucho desconocimiento sobre la ayuda que puede prestar una profesional de este tipo. Gran parte de la responsabilidad de este desconocimiento la tenemos los propios profesionales que quizá no sepamos explicar muy bien para qué servimos ( y ese es otro de la razón de ser de este blog

No significa que en cualquier momento de tu vida sea imprescindible ir a terapia o recibir counselling psicológico. La cuestión que se trae a colación aquí  es cuando hacerlo se considera concienzudamente pero no  llega a darse el paso.

Mientras tanto se llevan a cabo variadas actividades en la búsqueda de sentirse mejor: ir al gimnasio, a yoga, a bailar, apuntarse a retiros, excursiones, consejeros, gente que ofrece charlas contando su experiencia, etc. Y esto puede estar muy bien. O puede que sea hasta contraproducente. Depende. De hecho muchas personas que vienen a terapia comienzan a hacer algunas de estas actividades. Pero después de haber resuelto (o mientras están resolviendo) otros aspectos de su vida, de estar mejorando, de ir recuperándose. Porque algunas de esas actividades pueden ser muy beneficiosas pero no sustituir una ayuda profesional. ¿Si tienes un problema médico concreto acudes a estas actividades antes o en sustitución a esa intervención médica? O con otros profesionales de la salud. Por ejemplo puede que después de una intervención con una fisioterapeuta esta te recomiende como parte de tu recuperación hacer pilates u otra actividad deportiva que sea más beneficiosa para ti, dado que conoce tu caso particular. 

Si se trata de sentirse bien, más fuerte, más sana, desconectar o conocer gente estos recursos pueden cumplir esos propósitos. Sin embargo cuando esto lo haces buscando la solución o la huida de otros problemas la cosa cambia.

Y no es porque lo diga yo. Lo dice tu experiencia. Las veces que te ha servido y si te ha servido, ¿Por cuanto tiempo lo ha hecho?. Como dice el título si se trata de tu vida, o mejor dicho, cuando se trata de tu salud no hay atajos. Y cuando hablamos de salud también estamos hablando de salud psicológica (no en vano los profesionales que nos dedicamos a este área somos, estamos obligados a ser,  sanitarios).  

Una aclaración necesaria: este artículo no pretende convencer a nadie. El objetivo es informar, es divulgar. Si estás en duda y después de leer este u otros artículos del blog decides contactar con un profesional que te convenza habrá tenido razón de ser. Las personas usuarias de los distintos servicios están en su derecho de elegir y siempre es conveniente de elegir en base a conocimientos, argumentos y saber que existen alternativas. 

Puede que aún no ha llegado tu momento. Puede que lo estés sopesando. Sí te decides busca un profesional de la psicología sanitaria. Y si quieres leer más te dejo un artículo que habla directamente a las personas que dan el paso. Haz clic aquí si quieres leerlo.

¿Ha llegado tu momento?