Adaptaciones a situaciones novedosas y/o inesperadas: divorcio, duelo, etc.

Este tipo de situaciones tienen 2 componentes esenciales: son dolorosas y no se está preparado para ellas puesto que son inesperadas. Claro está que un duelo o un divorcio pueden no ser inesperados, pero la vida que se inicia a partir de entonces sí es novedosa y necesita adaptación.

El duelo es un proceso caracterizado por una pérdida, que puede ser física o psicológica, y generar distintas emociones como  tristeza, desesperanza, confusión, pérdida de meta y sensación de vacío. En los niños, sobre todo si son pequeños, tiene sus propias particularidades.

crianza sana psicóloga esperanza