Problemas con la imagen personal y la alimentación.

La sociedad occidental de la que formamos parte potencia como valores la estética y la imagen. La presión social hacia la delgadez pone en marcha patrones de comportamiento, en ocasiones insanos, que pueden derivar en trastornos. Es importante una intervención precoz, en las primeras fases, para evitar que tengan lugar factores mantenedores que terminen cronificándo el problema.

Problemas con la imagen personal y la alimentación.