Tranquilidad: Párate, respira, siente.

TRANQUILIDAD: Párate, respira, siente.

Decían los Beatles que todo lo que necesitas es amor, all you nedd is love. En esta nueva entrada del blog  voy a comenzar diciendo que “una gran parte de lo que necesitas es tranquilidad”. Tranquilidad, serenidad, calma, sabemos lo que significan estas palabras. En mi adolescencia y primera juventud creía que tener calma era aburrido. En aquel momento la pasión, la aventura y el descubrimiento de cosas nuevas me parecían mucho más interesantes y estimulantes que la tranquilidad. Sigo creyendo todas estas cosas pero desde luego infravaloraba la necesidad de vivir de forma calmada. Creo en realidad que no sabía muy bien lo que eso significaba. Ahora lo sé.

Son muchas las razones o situaciones vitales que nos hace vivir intranquilas: 

1. Las discusiones frecuentes.

2. Los deseos continuamente insatisfechos. 

3. El aplazamiento de las cosas que no nos gusta hacer (lo que se conoce con el nombre de procastinar).

4. Una inadecuada gestión del tiempo.

5. El poco tiempo libre.

6. El exceso de tiempo libre.

7. El aburrimiento.

8. El vacío existencial.

9. Las preocupaciones frecuentes.

10. Sentirnos abrumados por las emociones. 

11. Aquello que hace tiempo te ronda por la cabeza y no acabas de solucionar; tal vez pedir un perdón o ponerte en contacto con alguien del que hace mucho tiempo que no tienes noticias. 

Es importante distinguir lo que nos da vida de lo que nos la quita. A veces puede ocurrir que las cosas se han puesto tan mal hace tanto tiempo que ya no recordamos lo primero. Pero incluso cuando las cosas van bien, o tirando como se dice mucho coloquialmente, también es necesario diferenciarlo, darnos cuenta, tomar conciencia y cambiar una serie de comportamientos que nos hagan la existencia más fácil y plena.  

El estilo de vida actual fomenta patrones y tendencias de comportamiento que lleva a las personas a estar hiperactivas e inquietas.¿Realmente cuantas veces podemos decir que estamos con los 5 sentidos en una situación concreta? Sin tener la mente en otro lado, sin consultar el móvil., etc. Se ha puesto muy de moda lo que ha dado en conocerse como multitasking (la capacidad para ejecutar distintas tareas al mismo tiempo) para las empresas viene genial pero ¿Y para ti? ¿Cuántas veces tienes la sensación estar en el sitio inadecuado estés donde estés? (pensando “debería estar ahora haciendo esto o aquello”) En parte, se está perdiendo el contacto con las cosas mismas, con la esencia, con el momento presente ( de tal forma que si reímos reímos, si lloramos lloramos, si comemos comemos)  pero vivir el presente en modo pasado provoca culpa y en modo futuro inquietud y nerviosismo. En cualquier caso, vivir el presente de esta forma no es vivir el presente. 

Podemos introducir cambios  en nuestra cotidianidad que nos proporcionen serenidad, sin necesidad de irnos a un retiro de silencio (que también es una opción y en algunas situaciones muy recomendable). Se trata de saber  poner en marcha  estrategias tanto  de autotranquilización, para aplicar en un momento dado de crisis, como de la incorporación de  pequeños cambios vitales que a la larga evitará que nos agobiemos o mitigarán el impacto de una posible situación estresante.  

Si has tomado la decisión de introducir cambios en tu vida para aprender a vivir de forma más serena tal vez necesites un poco de ayuda.