Yo soy así…hasta que dejé de serlo.

YO SOY ASÍ …HASTA QUE DEJÉ DE SERLO.

¿Quién escribe este artículo? Este artículo es de todas las personas que descubren que es posible cambiar. Podrías ser tú, si te has decido a hacerlo. Son reflexiones de quién se abrió al cambio. 

 

Yo soy así… hasta que dejé de serlo, hasta que los propios avatares de la vida me cambiaron. Y entonces ya no pude volver a decir eso de que yo soy así, sin dudar…sin preguntarme qué es lo que esa afirmación, tan taxativa,  significaba.

Me pasaron muchas cosas, como a casi todos y todas que lleváis algunos años en este mundo, pero entonces yo seguía pensando eso. Hasta que llegué a un cierto momento en la vida en la que me descubrí viendo en mí otras formas de ser.

 Reflexiono sobre esto y recuerdo cuántas veces he escuchado esto referido a mi persona, y también a otras, “Es que ella es así” Y entonces es como si se dijese “Fin del trayecto, no hay salida, nada más que decir, señoría.  “Yo soy así y no hay más que hablar”

La cuestión es que oímos muchas veces esta frase, y al final terminamos por creerla, sino le damos la vuelta, sino pensamos en qué significa realmente tal cosa. El lenguaje es importante, cuando nos decimos cosas a nosotros mismos (que es el lenguaje en forma de pensamiento) nos estamos limitando o por el contrario abriendo posibilidades.  “Ser así” no es algo estático. La personalidad y la forma de ser es como la arcilla, que aún no tiene forma definitiva, se va construyendo día a día. No como el objeto ya cocido que no cambia de aspecto. 

Decir y decirnos yo soy así puede funcionar como una justificación, como algo que en cierto modo nos tranquiliza, porque claro, pensamos, si dejo de ser así ¿quién seré entonces?  pero ahora yo lo veo como una condena. Y  prefiero enfocarlo de esta forma: Si la vida me ha hecho cambiar con lo que me ha ocurrido eso significa que puedo volver a cambiar otra vez en otra dirección, con ayuda, de lo contrario me vería condenada a ser de una forma que está permitiendo una vida menos valiosa para mí.

¿Quieres leer otros artículos del blog? Haz clic aquí

Imagen de TeroVesalainen en Pixabay