LA PAREJA ALTAMENTE CONFLICTIVA

LA PAREJA ALTAMENTE CONFLICTIVA(*)

Quién está (o haya estado) en una situación de pareja con conflictos casi permanentes sabe el daño que eso produce. Cuántas ilusiones se frustran, cuántos viajes han dejado un sabor muy amargo, cuántos encuentros con amigos han acabado en discusiones, cuántas reuniones familiares han terminado en llanto, en decepciones. La impotencia de querer cambiar una situación que parece no cambiar. Los buenos deseos y las promesas de ese cambio que duran un periodo de tiempo, a veces más largos otros ya muy muy cortos (cuanto más conflictos se de en la pareja más cortos de hecho), y otra vez volver a empezar. 

El pensamiento frecuente de si acabar con esa relación o continuar en ella. Dejarla y volverla a retomar, otras veces (” Ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio” decía la canción.)  La esperanza de que las cosas cambiarán. Pero yo te hago algunas preguntas ¿Por qué van a cambiar las cosas si no lo han hecho hasta ahora? ¿Qué tiene que ocurrir para que esos cambios se produzcan? ¿Algo inesperado, externo a nosotros que solucione la situación? “Si hacemos lo mismo una y otra vez, encontraremos una y otra vez los mismos resultados”

Y hacer lo mismo no significa sólo discutir, tener intereses diferentes, etc. Lo mismo también son las soluciones intentadas que se intentan de nuevo. Las soluciones intentadas que no han llegado a buen puerto han demostrado, de facto, no ser una solución. 

El doctor en psicología Alan E.Fruzzetti desarrolla en su libro La pareja altamente conflictiva, cuyo título toma este artículo, varios aspectos que caracterizan a la pareja altamente conflictiva y como muchos de los intentos de arreglar las cosas no hacen sino empeorarlas. Muchas personas se enamoran de alguien por unas características determinadas, y,  una vez metidas en la relación ponen todos sus esfuerzos y su empeño, en pretender cambiarle en la creencia de que si el otro no cambia  la pareja no podrá continuar . Este libro pone de relevancia la importancia de la validación emocional en la pareja. Por ejemplo: altos niveles de invalidación por uno de los miembros  se asocia a más ansiedad y depresión en el miembro que está siendo invalidado. No obstante la invalidación raramente es unidireccional. Por lo general se conforma un ambiente que utiliza la invalidación con demasiada frecuencia. 

Muchas parejas no contemplan ir a terapia por vergüenza, por considerar que es un tema privado en el que una persona ajena a la pareja no debe entrometerse. Ocurre también que cuando se decide pedir ayuda ya es muy tarde y la relación está muy deteriorada. Se ha esperado demasiado (puedes leer más sobre este punto en el enlace que aparece al final de este artículo).

El profesional de la psicología que tiene delante a una pareja no se inclina hacia un miembro u otro, ni está para dar la razón o quitarla. Su compromiso es con vosotros y vosotras, con las dos partes, y  con vuestros intereses. En la consulta de Psicología Sanitaria Esperanza utilizamos el marco terapéutico y las herramientas y técnicas de las terapias de tercera generación (de los que forman parte autores tan  relevantes como Fruzzetti, pero también Jacobson  con su  terapia integral de pareja) para ir a la raíz de los problemas y colaborar, desde la ciencia psicológica,  para que se produzca un cambio profundo que haga que la vida en pareja se convierta en fuente de gratificaciones y no de malestar.

Si estás viviendo una situación conflictiva con tu pareja puede que te interese también leer esto.

Para contactar con la consulta, puedes acceder a través de aquí.

(*) El título del artículo está tomado del libro de Alan E. Fruzzetti “La pareja altamente conflictiva”. De la editorial Desclée de Brower.