Terapia de Pareja en Mérida, Badajoz.

TERAPIA DE PAREJA EN MÉRIDA, BADAJOZ.

Un alto porcentaje de personas que acuden a terapia lo hacen tanto por sus problemas de pareja, solicitando intervención para ambos miembros, como por malestar vinculados a la relación (aunque lo hagan de forma individual). Sin embargo la mayoría de personas que deciden pedir ayuda a un profesional de la psicología para solucionar este tipo de problemas lo hacen cuando dicha relación está ya muy deteriorada. ¿Quiere decir que en ese momento ya no hay alternativas? No necesariamente. Pero vamos a poner un ejemplo. Imaginad que tenéis un problema de espalda y no acudís al profesional adecuado en el momento en que aparece la dolencia o poco después. Con el tiempo, el movimiento y el esfuerzo, entre otros factores, pueden ocasionar un daño tisular importante y lo que se hubiese podido intervenir en 2 sesiones y 3 semanas necesita 25 y 1 año. 

Pensamientos y expresiones como los que se describen a continuación son muy comunes en personas que acuden a terapia:  “no es la persona de la que me enamoré” “no me entiende nada” “¿podré seguir yo con esta persona?” “ya no aguanto más” “mi vida no es como pensaba a su lado” “no hacemos más que discutir” “la otra gente parece tan feliz con sus parejas…” ” no sé si le quiero” “estoy tan cansada de intentarlo tantas veces…”

Si se pregunta a la gente a qué responden los problemas de pareja muchos dirán que a la falta de comunicación. En realidad la falta (o mala) comunicación es la superficie, la epidermis. No basta con comunicarse eficazmente para que las cosas se encaucen. Aunque esto sea importante, varios son los elementos que contribuyen a que una pareja funcione:

1) Compromiso: Mayores niveles de compromiso correlacionan con  menores probabilidades de separación. El compromiso se manifiesta en lo dispuesto o dispuesta que se está a permanecer en una relación , a pesar, y con, las dificultades que pueden aparecer en el camino.

2) Vinculación emocional: Se refiere a los sentimientos, a la “química” que existe entre dos personas.

3) Igualdad: Las parejas más igualitarias están en mejor disposición de solucionar los problemas y el  pronóstico en terapia es más bueno.

4) Intimidad: A más intimidad, mayor satisfacción. Con intimidad  no nos referimos a relaciones sexuales (al menos no exclusivamente). La intimidad tiene que ver con mostrarse vulnerable con el otro sin miedo al daño. Con la capacidad para compartir el silencio, con la complicidad.

5) Pasión: Atracción física, deseo de estar con el otro.

En el modelo triárquico del amor, o triangular de Sternberg (un importante psicólogo, muy reconocido también por su teoría sobre la inteligencia) se resaltan el compromiso, la pasión y la intimidad como ejes que vertebran la relación. 

Peeero ¿Y qué ocurre cuando los dos miembros de la pareja quieren cosas diferentes? ¿Y cuando no nos gustan aspectos del otro y pretendemos cambiarlo? 

Estas cuestiones exceden el tamaño del post, ya que habría mucho que decir sobre ellas. Por lo tanto serán temas abordados en una nueva entrada, próximamente.

Actualización del artículo.

Puedes acceder a través de este enlace a un nuevo artículo sobre la relación y la terapia de pareja. 

Hasta entonces os dejo una serie de enlaces a varias películas que tratan el tema de la relación de pareja, desde distintas perspectivas.

Juegos Secretos.

Manhattan

Revolutionary Road

¡Qué las disfrutéis!

Si veis alguna de ellas o tenéis alguna opinión o sugerencia respecto al artículo podéis escribirme a hola@psicologaesperanza.es