Estado de ánimo depresivo.

Muchas personas, cuando se sienten muy tristes y sin ganas de hacer nada se preguntan si eso es normal, si se les pasará pronto o deberían pedir ayuda a un profesional de la psicología. Las emociones y sentimientos de tristeza y abatimiento forman parte de la vida, aún más si se está pasando por situaciones difíciles.

La opción de solicitar la ayuda psicológica suele estimarse cuando esos sentimientos se alargan en el tiempo o están afectando seriamente el discurrir de la vida.

Sin embargo imagina que tienes un dolor de espalda que necesita  intervención fisioterapéutica y va pasando el tiempo y el dolor se va agravando porque musculatura se resiente. Entonces es cuando decides ponerte en manos profesionales. Es probable que dónde antes necesitases cuatro sesiones ahora precises de ocho y el proceso además conlleve más dolor.

Con los padecimientos emocionales y psicológicos ocurre algo parecido. Esto no significa que al primer malestar sea recomendable acudir a ayuda profesional, pero si has puesto en marcha estrategias que no te están funcionando ¿ Por qué razón van a funcionar a partir de ahora?

Por otro lado, si no lo has hecho antes siempre es buen momento para hacerlo. Aunque lleves meses o años. Ya lo decía Machado “Hoy es siempre todavía”.

Puedes hacerte estas dos preguntas:

  1. ¿Cómo me gustaría que fuese mi vida a partir de mañana?
  2. ¿Qué me está impidiendo que así sea?

Este que te enlazo es un artículo al blog que puede resultar de tu interés. Para acceder a él pincha aquí.

Si quieres contactar conmigo y obtener más información también puedes hacerlo en este sitio: CONTACTO

Ansiedad y Angustia.